Iglesia de los Hijos del Señor Jesús Cristo

Contenidos

Jesús Cristo REGRESA

 

Estudios Bíblicos

 

Carta abierta de YAHWEH ELOHIM a todo el pueblo de Israel 

 

Puntos Bíblicos

 
 
 

A su servicio

Quienes somos

 

Direcciones y Teléfonos

 

Contáctenos

 

Español      English

    Italiano      Português

Français      Deutsch

 

 

"El Señor Jesús Cristo NO festejó los cumpleaños, tampoco ningún Creyente. Sí los festejan todos aquellos que no fueron Bautizados en el Nombre de Jesús Cristo, porque no Renacieron"

 

Estudio 14:

Con mi espíritu Muerto festejé los aniversarios de mi carne

 

   Antes de que mi Gran Dios y Salvador Jesús Cristo me Diera Vida, estuve Muerto en mis delitos y pecados (Ef 2:1). Desde mi Conversión y Bautismo en el Único Nombre para ser Salvo - Jesús Cristo (Hch 2:38; 4:12), Su Espíritu Santo Resucitó mi espíritu Muerto y Produjo mi Nuevo Nacimiento (Jn 3:1-8; Ro 6:4); entonces comencé a Transitar una Vida Nueva en Jesús Cristo, Quien me Perfeccionará en Santidad hasta el FIN (Fil 1:6; 2 Co 7:1; Ap 22:20).

   Por lo tanto, ahora Entiendo que todo lo que hice cuando vivía en la carne, sin el Conocimiento que me Otorga mi Dios y Salvador, ya quedó Atrás con mi vieja naturaleza (1 P 4:1-3) y entre esas acciones Incluyo al festejo conmemorativo del día del nacimiento en carne.

 

¿Qué ocurrió con mi cuerpo luego de que mi espíritu Resucitara en el Bautismo?

 

   Mi cuerpo siguió destinado a muerte (Ro 6:6; 6:12; 7:24); pero si Persevero hasta el FIN mi espíritu Vivirá Eternamente en un Cuerpo Espiritual (1 Co 15:44; 15:51-52) junto a mis Hermanos, todos los cuales Constituimos la Iglesia o Esposa Celestial de nuestro Gran Dios y Salvador Jesús Cristo, en la Nueva Tierra Destinada para los Salvados en Su Nombre (Ap 21:1-2; 2 P 3:13).

 

¿Es posible que un muerto (físicamente) festeje sus cumpleaños?

 

   No, eso es imposible. Así tampoco nosotros, los que hemos Muerto desde el Bautismo al pecado y ya no vivimos según la carne, sino según El Espíritu Santo (Ro 8:1); si es que El Espíritu de Dios Mora en nosotros, porque si alguno no tiene El Espíritu de Jesús Cristo no es de Él (Ro 8:9).

 

Sustento Bíblico Específico

 

A continuación transcribimos dos fragmentos de las Sagradas Escrituras – uno del Antiguo y otro del Nuevo Testamento – en los que se Narran festejos de cumpleaños y las derivaciones de los mismos.

  • “Al tercer día, que era el día del cumpleaños de Faraón, el rey hizo banquete a todos sus sirvientes; y alzó la cabeza del jefe de los coperos, y la cabeza del jefe de los panaderos, entre sus servidores. E hizo volver a su oficio al jefe de los coperos, y dio éste la copa en mano de Faraón. Mas hizo ahorcar al jefe de los panaderos, como lo había Interpretado José” (Gn 40:20-22).

  • “Oyó el rey Herodes la Fama de Jesús Cristo, porque Su Nombre se había hecho Notorio; y dijo: Juan el Bautista ha resucitado de los muertos, y por eso actúan en Él estos Poderes. Otros decían: Es Elías. Y otros decían: Es un Profeta, o alguno de los Profetas. Al oír esto Herodes, dijo: Este es Juan, el que yo decapité, que ha resucitado de los muertos. Porque el mismo Herodes había enviado y prendido a Juan, y le había encadenado en la cárcel por causa de Herodías, mujer de Felipe su hermano; pues la había tomado por mujer. Porque Juan Decía a Herodes: No te es Lícito tener la mujer de tu hermano. Pero Herodías le acechaba, y deseaba matarle, y no podía; porque Herodes Temía a Juan, sabiendo que era varón Justo y Santo, y le guardaba a salvo; y oyéndole, se quedaba muy perplejo, pero le escuchaba de buena gana. Pero venido un día oportuno, en que Herodes, en la fiesta de su cumpleaños, daba una cena a sus príncipes y tribunos y a los principales de Galilea, entrando la hija de Herodías, danzó, y agradó a Herodes y a los que estaban con él a la mesa; y el rey dijo a la muchacha: Pídeme lo que quieras, y yo te lo daré. Y le juró: Todo lo que me pidas te daré, hasta la mitad de mi reino. Saliendo ella, dijo a su madre: ¿Qué pediré?. Y ella le dijo: la cabeza de Juan el Bautista. Entonces ella entró prontamente al rey, y pidió diciendo: Quiero que ahora mismo me des en un plato la cabeza de Juan el Bautista. Y el rey se entristeció mucho; pero a causa del juramento y de los que estaban con él a la mesa, no quiso desecharla. Y en seguida el rey, enviando a uno de la guardia, mandó que fuese traída la cabeza de Juan. El guarda fue, le decapitó en la cárcel, y trajo su cabeza en un plato y la dio a la muchacha y la muchacha la dio a su madre. Cuando oyeron esto sus Discípulos, vinieron y tomaron su cuerpo, y lo pusieron en un sepulcro”. (Mr 6:14-29). Lea también Mt 14:1-12.

 

Interpretación por el Espíritu de Jesús Cristo

  • Son los únicos Relatos Bíblicos en los que se afirma expresamente que se celebraban fiestas de cumpleaños.

  • Ambos agasajados, Faraón y Herodes, no forman parte del Pueblo de Dios; no fueron Creyentes al Dios Verdadero (Ex 5:2; Hch 4:23-28).

  • En relación a ambas celebraciones, se destaca la muerte violenta de una persona en cada caso.

  • No está claramente enunciado por qué Faraón perdonó al jefe de los coperos y no así al jefe de los panaderos; de todos modos, de acuerdo a las Interpretación de los sueños por José, el jefe de los panaderos debía morir al tercer día desde el sueño, en coincidencia con el festejo del cumpleaños del Faraón (Gn 40:1-23).

  • En relación al cumpleaños de Herodes, si bien aparentemente existen ciertas variantes entre los Evangelios de Marcos y de Mateo, de los mismos se desprende con claridad la razón que llevó al agasajado a ordenar decapitar a Juan el Bautista. El Propio Señor Jesús Cristo Calificó a Juan el Bautista como el Mayor de entre los nacidos de mujer (Mt 11:11; Lc 1:13-17); por consiguiente, la Autoridad con que Juan Exhortaba a Herodes para que no cometiera más adulterio con Herodías, la mujer de su hermano Felipe, Provenía del Espíritu Santo.

  • En el Pasaje del Evangelio de Mateo, Herodes aparece como más protagonista en la búsqueda para darle muerte a Juan; en el de Marcos, es Herodías la que acechaba a Juan, mientras que Herodes le temía al Bautista porque sabía que era Hijo del Dios Verdadero. Pero los hechos posteriores, en total coincidencia ambos Evangelios, demostraron que Herodes deseaba seguir con el Demonio mediante esa relación pecaminosa, antes que Arrepentirse y Apegarse a la Luz Bendita del Señor.

  • Herodías tenía el impulso de matar a Juan, pero no se le presentaba la ocasión propicia. ¿Sabe cuándo vio la oportunidad de llevar a cabo su maligno deseo?. La Palabra Expresa claramente que fue en ocasión de celebrarse el cumpleaños de Herodes.

  • ¿Qué clase de festejo es?; ¿Proviene de Dios?; ¿Sirve para el Bien, para el Amor?. Rotundamente que no, porque cuando se celebraba el cumpleaños de su amante Herodías pudo satisfacer su necesidad de acallar definitivamente a Juan; fue así: La hija de Herodías danzó y encantó tanto a Herodes que éste juramentó darle cualquier cosa que ella pidiese, incluso hasta la mitad de su reino (promesa en el Demonio); Herodías entonces hizo que su hija solicitara la cabeza de aquel Justo, que tanto estaba Atormentándolos como consecuencia de esa relación maligna.

  • Cuando la muchacha pidió la cabeza de Juan el Bautista en un plato, Herodes se entristeció porque sabía perfectamente quién era Juan; pero prevaleció en él respetar el juramento y no sentirse falto de palabra frente a sus invitados al banquete.

 

¿Podrá Hermano/a festejar los cumpleaños una vez que haya Comprendido en toda su magnitud estos antecedentes?

 

   Para quienes no han sido Receptores del Espíritu Santo es más que normal la celebración de cumpleaños; pero un Hijo del Dios Viviente Debe dejar de Ensuciarse en el fango del Maligno y dejarse Perfeccionar en Santidad hasta el Día de Jesús Cristo. Nuestro Hermano Pablo Escribió: “Guardáis los días, los meses, los tiempos y los años. Me Temo que haya Trabajado en vano con vosotros” (Gá 4:10-11).

   Para un Cristiano, el gran Inconveniente de festejar cumpleaños es que constituye un pecado de idolatría; sí, no se asombre Hermano/a; es idolatría hacia uno mismo, ya que se desea ser el centro de la atención de familiares, amigos, etc., aunque más no sea una vez al año. ¿Y en qué queda lo de Negarse a uno mismo? (Mt 16:24-25). El Discípulo Fiel al Señor Jesús Cristo Tiene todo el año una Comunión y una Relación de Amor Fraternal Mutua.

   Por otra parte, si uno festeja el cumpleaños de otra persona contribuye a realzar la autoidolatría de la misma y así participa de pecados ajenos (1 Ti 5:22), Contaminándose y Contristando al Espíritu Santo con El Cual fue Sellado para el Día de la Redención (Ef 4:30).

   No se Equivoque; Reflexione y Piense que ningún Creyente – ni tampoco nuestro Maestro – festejó los cumpleaños. Sí lo hicieron  (y hacen) los Incrédulos seguidores del Demonio tales como Herodes y Faraón.

   Evite Desobedecer al Señor por querer respetar una tradición, o porque los que no Aman al Señor traten de convencerlo de que la celebración de cumpleaños “no tiene nada de malo…”; no Consienta (Pr 1:10); ¡Sí que lo tiene!, “pues, ¿busco ahora el favor de los hombres?. Pues si todavía agradara a los hombres no sería Siervo de Jesús Cristo” (Gá 1:10; 1 Co 7:23).

   Desde ahora, cuenta con más Conocimiento sobre el particular; no podrá decirle al Señor: “lo hice porque no Sabía…”; Debe Abandonar esa costumbre e Incrementar el Amor Fraternal Escudriñando las Escrituras y cuando alguien desee conocer las Razones que lo Motivaron a Anular ese festejo, usted Hermano/a le podrá Contestar: Es Necesario Obedecer a Dios primero y luego a los hombres (Hch 5:29). Si lograra Hacerlo el Señor le Traerá muchas más Bendiciones. Así Sea. Maranatha. Juan 5:14

 

Copyright © 2004 - 2018  Iglesia de los Hijos del Señor Jesús Cristo