Iglesia de los Hijos del Señor Jesús Cristo

Contenidos
Jesús Cristo REGRESA
 
Estudios Bíblicos
 
Carta abierta de YAHWEH ELOHIM a todo el pueblo de Israel 
 
Puntos Bíblicos
 
 
 

A su servicio

Quienes somos
 
Direcciones y Teléfonos
 
Contáctenos
 

Español      English

    Italiano      Português

Français      Deutsch

 
 

   “Jesús Cristo Salva Eternamente a los espíritus de los Justos Hechos Perfectos y no a sus almas; mientras que Condena Eternamente a los espíritus de los Injustos y no a sus almas”

 

Estudio 13:

Jesús Cristo, yo y mi perrito

 

   Días atrás mientras Meditaba en la Palabra de Dios y observaba a mi perrito me sobrevino el siguiente Razonamiento: ¿Cómo está constituido el ser de mi animalito de compañía?; lo que veo es su cuerpo; pero, ¿eso es todo?; ¿qué diferencia a un animal vivo de uno muerto?; justamente, la vida del que vive; esa vida es el aliento o alma; por lo tanto, mi perrito tiene un cuerpo con su alma o aliento de vida.

   Luego, continué el Razonamiento en El Espíritu de Jesús Cristo acerca de cómo se diferencia mi ser del de mi perrito. Veamos primeramente lo que tienen en común: el cuerpo con su aliento de vida o alma; pero ¿acaso no me siento diferente a mi animalito?; ¡claramente que sí!; porque yo cuento con el raciocinio por el que discierno, hablo, puedo aprender cosas complejas, percibo que Existe Dios, obro tanto el Bien como el Mal, etc. ¿Cómo denomino a ese constituyente específico de mi ser que me permite participar de esas actividades superlativas con respecto a las de cualquier animal?. Lo denomino espíritu; mi espíritu (1 Co 2:11).

   Continué Meditando en el Tema y pude Entender cómo se compuso el Ser de Jesús Cristo cuando Se Manifestó en carne (Lc 1:35); y Dije: cuerpo, alma y Espíritu Santo; ¿por qué no Tenía espíritu como yo?; porque Jesús Cristo Es Dios ayer, hoy y siempre (Tit 2:13; He 13:8); Él no es hombre sino Dios; por lo que no Fue espíritu sino Espíritu Santo en un cuerpo con su vida o alma (cuando Vino en carne como hombre).

   Dios Es Espíritu (Jn 4:24) y Él nos Llama dioses a Sus Hijos (Sal 82:1; 82:6; Jn 10:34-35). ¿Por qué nos Denomina dioses?; porque a Su Santo Espíritu Lo Reciben nuestros espíritus y no nuestras almas (Ro 8:16).

   Mi espíritu me distingue, como ser humano, del Ser de Dios Manifestado como hombre y de cualquier ser animal.

 

Sustento Bíblico

 

  • El ser animal está constituido por el cuerpo con su aliento de vida o alma (Job 12:10). Ningún animal tiene espíritu (Error en Ec 3:21).

  • El ser humano se compone de cuerpo, alma y espíritu (1 Ts 5:23)

  • El ser humano Predestinado por Dios a Salvación Eterna, Recibe al Espíritu Santo (Dios) en su espíritu (Ro 8:16); el cual (espíritu) es Resucitado a partir de la Conversión y del Bautismo en el Nombre de Jesús Cristo.

 

Escudriñe: Job 32:8; 38:36; 10:12; Sal 51:10-11; 51:17; 32:2; 77:6; 143:7; Pr 16:19; 16:32; 17:27; 29:23; Ec 1:14; 4:4; 4:6; 7:9; Is 66:2; 38:16; 57:15; Mt 5:3; Lc 1:47; Hch 7:59; Ro 1:9; 8:10; 8:16; 1 Co 2:11-12; Gá 6:18; 2 Ti 4:22; Flm 1:25; 2 Co 7:1

 

  • Todos los Hijos del Señor que Perseveraron hasta que se Durmieron en Jesús Cristo, Constituyen los espíritus de los Justos Hechos Perfectos.

 

Escudriñe: Gn 25:8; 35:29; 1 Cr 29:26-28; Job 42:17; Hch 7:59-60; He 12:22-23

 

  • En el ser humano no Predestinado a Salvación, su espíritu se manifiesta en Oposición creciente a Dios

 

Escudriñe: Gn 6:17; 25:17; 41:8; Dt 2:30; Sal 78:8; 76:12; Pr 16:2; 25:28; Is 65:14; Ez 13:3; 1 P 3:18-20

 

  • Ningún ser humano Puede retener su espíritu; sólo Dios Tiene Potestad sobre el día de la muerte de cualquier persona

 

Escudriñe: Ec 8:8; 12:7; Stg 2:26

 

   ¿Por qué en la Biblia figura tantas veces alma en lugar de espíritu?

  

Los siguientes, son algunos de los muchos ejemplos que se presentan en las Sagradas Escrituras en relación al uso Incorrecto de alma por espíritu.

 

  • Sal 103:1 “Bendice alma mía al Eterno; y Bendiga todo mi ser Su Santo Nombre”

¿Cómo esta constituido mi ser?, por espíritu, alma y cuerpo (1 Ts 5:23). Si mi alma Bendijera a Dios, ¿qué ocurre con mi espíritu?; ¿puede un animal, con su alma, Bendecir a Dios?.

   Todo mi ser sí Puede Bendecir Su Santo Nombre, Jesús Cristo, porque mi espíritu Guiado por Su Espíritu Santo Gobierna y Conduce por el Buen Camino a mi alma y cuerpo también (He 4:12).

  • Mt 10:28 “Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; Temed más bien a Aquel que Puede Destruir el alma y el cuerpo en el Infierno”.

¿En qué se diferencia un cuerpo vivo de uno muerto?; en que el primero cuenta con aliento de vida o alma. Por tanto, los que matan el cuerpo le quitan la vida o alma al mismo; y estos son el demonio y sus seguidores (Recuerde Hch 7:59). En cambio, ¿Quién Es Aquel que Puede Destruir el alma y el cuerpo en el Infierno?; Es Dios; y no precisamente el alma sino el espíritu de la persona sobre el cual ÚNICAMENTE Dios tiene Potestad (Ec 8:8; Job 34:14-15). Además, ¿por qué dice: “los espíritus de los Justos Hechos Perfectos"? (He 12:23); dice así porque Dios Perfecciona y Salva Eternamente a nuestros espíritus, no a nuestras almas; por el contrario, serán Condenados Eternamente por Jesús Cristo los espíritus de los Incrédulos y no sus almas.

 

¿Qué Importancia tiene todo lo Expresado?

 

   La mayoría de los cristianos utiliza indistintamente alma o espíritu, para denominar al componente del ser humano que será Salvado o Condenado Eternamente, según sean sus obras; y posiblemente lo hagan así porque no han llegado a preguntarse, como se detalló en lo Meditado al comienzo, qué los diferencia de cualquier animal.

   Este Estudio tiene el Propósito de traer Luz sobre el particular, para que Crezcamos en el Conocimiento de Nuestro Gran Dios y Salvador Jesús Cristo.

   La confusión en el modo de escribirlo o expresarlo puede derivar en Confusión espiritual; y ello, lejos de Esclarecer, Oscurece las doctrinas de quienes no han Reparado en el particular.

 

Copyright © 2004 - 2018  Iglesia de los Hijos del Señor Jesús Cristo