Iglesia de los Hijos del Señor Jesús Cristo

Contenidos
Jesús Cristo REGRESA
 
Estudios Bíblicos
 
Carta abierta de YAHWEH ELOHIM a todo el pueblo de Israel 
 
Puntos Bíblicos
 
 
 
A su servicio
Quienes somos
 
Direcciones y Teléfonos
 
Contáctenos
 

Español      English

    Italiano      Português

Français      Deutsch

 

"Actualmente no existen, en cuerpo físico, Genuinos Apóstoles de Jesús Cristo; de modo que los autodenominados “Apóstoles” son Obreros Fraudulentos, cuyo fin será conforme a sus Malas Obras. Amén."

 

Estudio: 21      

Los Apóstoles de EL Cordero:        

 

   Así Designó Nuestro Glorioso Dios y Salvador Jesús Cristo a aquellos Doce Discípulos Elegidos por Él de entre todos los demás (1),  para que fuesen los primeros Depositarios y Difusores del Evangelio Eterno de Salvación, y Testigos presenciales (2) de todo lo que Hizo Jesús Cristo desde Su Bautismo por Juan, de Su Ministerio, Sacrificio, Resurrección, Glorificación y Fundación de Su Iglesia.  Ellos así lo Enseñaron (3), por el Poder del Espíritu Santo, Testimoniando de Jesús Cristo desde Jerusalén y hasta lo último de la tierra (4).   Los Apóstoles son:  Simón Pedro (Cefas),  Jacobo hijo de Zebedeo,  Juan (hermano del anterior),  Andrés (hermano de Simón Pedro),  Felipe, Bartolomé (Natanael),  Tomás, Mateo (Leví el publicano),  Jacobo hijo de Alfeo,  Judas Lebeo ó Tadeo, Simón el cananista ó Zelote, Judas Iscariote (el Traidor) que se Suicidó y El Espíritu Santo lo Reemplazó antes de Pentecostés por Matías, quien había estado entre los Discípulos que,  junto a los Once,  Vieron, Oyeron, Palparon y Comieron con El Señor durante todo Su Ministerio y hasta después de Su Resurrección (5).

El Señor Jesús Cristo después de Resucitar Sopló sobre los Once y les Dio Su Espíritu Santo (6); no obstante, inmediatamente antes  de Ascender para Glorificarse (7) les Mandó que Aguardaran en Jerusalén La Promesa del Padre (8); o sea El Bautismo con El Espíritu Santo (9) que El Señor Concretó el día de Pentecostés, cuando estaban todos Unánimes Juntos – eran alrededor de ciento veinte; comenzando así la Edificación de Su Iglesia (10). Ese Día Reveló por boca de Pedro que Jesús, a Quien mataron colgándolo en un madero, Resucitó y Él Es Señor y Cristo (11);  entonces, aquellos oyentes Predestinados a Salvación se Compungieron y Preguntaron a Pedro y a los otros Apóstoles: Varones Hermanos, ¿Qué Haremos? (12).  Pedro les Respondió: Arrepiéntanse y Bautícese cada uno de ustedes en El Nombre de Jesús Cristo para Perdón de los pecados y Recibirán El Don del Espíritu Santo (13). El Espíritu Santo de La Promesa Es para todos los Predestinados a Salvación, para cuantos El Señor Jesús Cristo Nuestro Dios Llamare (14), los que siendo Renacidos del agua y del Espíritu Santo Vivimos y Reinamos con Jesús Cristo “Mil Años”(15).  De ese modo, El Señor Estableció el Único Bautismo Válido para Acceder a El Camino de La Vida (16),  en Su Único y Precioso Nombre - Jesús Cristo - que Es sobre todo Nombre que se nombre en el presente siglo Malo y también en el Siglo Venidero Venturoso y Eterno (17).

   Jesús Cristo Es la Piedra Viva Fundacional ó Piedra Esencial del ángulo (18) de Su Cuerpo Místico ó Iglesia (19); Piedra Desechada por los Falsos Edificadores (20).  Él Es El Apóstol y Sumo Sacerdote de Nuestra Preciosísima Fe (21); El Espíritu Santo Encarnado como hombre;  El Ángel del Eterno Nuevo Pacto en Su Propia Sangre (22),  que Trajo del Cielo El Evangelio Eterno de Salvación (23) que Predicaron Sus doce Apóstoles, a los Cuales Instruyó sobre El Reino de Dios durante los cuarenta días posteriores a Su Resurrección (24);  y Ellos son los Doce Cimientos del Muro de la Ciudad Santa,  la Nueva Jerusalén (25).

   El Señor Jesús Cristo Constituyó también a Pablo (Saulo) Apóstol especial a los gentiles (26), a quien El Señor Se Manifestó y Transmitió directamente El Evangelio de Salvación (27) que Pablo Predicó y Enseñó, principalmente a la incircuncisión –gentiles ó paganos- (28).  No obstante, Pablo “para no Correr ó haber Corrido en Vano”  Expuso en Privado, a los que eran Apóstoles antes que él, El Evangelio que Predicaba a los gentiles y Aquellos Nada Nuevo le Comunicaron;  por el contrario, Reconociendo la Gracia que le fue Dada, Jacobo, Cefas y Juan les Dieron a Pablo y Bernabé la diestra en Señal de Compañerismo para que Fueran a los gentiles y ellos a la circuncisión (29).  Con todo, el propio Pablo se Consideró el más pequeño de los Apóstoles, pues había Perseguido a la Iglesia del Señor Jesús Cristo (30).

   Entonces, Jesús Cristo Es El Fundamento, El Evangelio Genuino Predicado por Sus Apóstoles -Cimientos del Muro- y nadie Puede Poner otro Fundamento (NO HAY OTRO) que El que Está Puesto por El Espíritu Santo (31).  Luego, otros Sobreedifican si Colocan La Principal ó Esencial Piedra del Ángulo: Jesús Cristo (32) Donde se Unen las Paredes del Muro, “hilada sobre hilada”, o sea Generación a Generación de Salvos (33);  así la Obra Permanecerá en Pie y los Edificadores serán Recompensados (34).  Pero si el Edificio Cayere,  la Ruina de los Sobreedificadores será Grande (35).

Actualmente no existen Genuinos Apóstoles de Jesús Cristo en cuerpo físico porque:  

a) los autodenominados “Apóstoles” No Han Sido Elegidos ni Enseñados por El Señor Jesús Cristo cuando Se Manifestó en carne como Hombre, Ni tampoco fueron Testigos Presenciales de TODO lo que Él Hizo desde que fue Bautizado por Juan, Su Sacrificio, Resurrección y Glorificación (36); y Nosotros Sabemos que No Hay otro Evangelio (37) porque Su Obra Redentora Es Perfecta y con Un Único Sacrificio Santifica y Salva (38) a todos Sus Hijos Predestinados por Él desde antes de la Fundación del mundo (39);  por lo cual, Aparecerá por Segunda Vez sin Relación con el pecado, para Salvar a los que Lo Esperamos (40).

b) Estos Falsos “Apóstoles” NO son Cimientos de la Iglesia Genuina, La Santa Ciudad ó Nueva Jerusalén ó Jerusalén de Arriba (41);  porque Jesús Cristo Es La Verdad, El Camino y La Vida (42) y Su Palabra que Permanece para Siempre (43) Reveló a Juan Apóstol que El Muro de la Santa Ciudad tiene DOCE Cimientos y sobre Ellos los Nombres de los doce Apóstoles de El Cordero (44).

MEDITEMOS:

¿Cuántas veces se coloca la piedra de fundamento y se construyen los cimientos de cualquier edificio?

La Respuesta –indefectiblemente- es: UNA sola vez.

El Señor Jesús Cristo después de Elegir a Pablo como Apóstol Especial a los gentiles NO Designó a ningún otro.  De modo que todos aquellos autodenominados “Apóstoles”,  hasta hoy, PERVIERTEN El Evangelio de Jesús Cristo, son Falsos Apóstoles, obreros Fraudulentos, Disfrazados como Apóstoles de El Cordero (45), están bajo Maldición (46) y cuyo FIN será Conforme a sus Malas obras (47).  Amén.

 

SUSTENTO BÍBLICO

1 Lc 6:12-13;  Jn 6:70-71; Mr 3:13-15

2 Lc 24:44-48; 1 P 5:1; Hch 10:36-43; 4:20

3 Lc 1:1-4; Hch 1:1-3; 2 P 1:16-21; 1 Co 11:23; Ef 6:18-20; Gá 1:11-12

4 Hch 1:8; 2:39; 4:33; 20:24

5 Mt 4:18-22; 9:9; 10:1-22; Mr 2:14; 3:13-19; Lc 5:27-32; 6:13-16; Jn 1:35-51; Hch 1:12-26

6 Jn 20:19-23

7 Hch 1:1-3; Lc 24:49-51; Jn 3:13

8 Jn 16:7-16; Hch 1:4

9 Hch 1:5; Mr 1:8; Lc 3:16; Jn 1:29-33

10 Hch 1:12-15; 2:1-13

11 Hch 2:14-36

12 Hch 2:37

13 Hch 2:38; 10:39-48; 22:12-16; Gá 3:26-29

14 Hch 2:39

15 Jn 3:1-8; Ef 2:5-6; 1:18-20; He 8:1; Ap 4:4; 20:5-6. LEE Nuestro Estudio 6: Reinado “Milenial” de Jesús Cristo: ¿Su Duración es Realmente mil años?

16 Hch 2:38; 4:12; Ef 4:5

17 Ef 1:20-21; He 13:18

18 1 P 2:6; Ef 2:19-22; Is 28:16; Zac 3:9; 4:7

19 Col 1:21-28; 1 P 2:1-5

20 Hch 4:8-11; 1 P 2:6-8; Sal 127

21 He 3:1-6; 1 P 1:3-9

22 Lc 1:26-35; 1 Ti 3:16; Jn 3:13; Col 2:8-10; 1 Co 15:45-49; Mal 3:1; Is 42:6-7; He 12:249:11-17; 1 Ti 2:5-6; Ro 5:8-11; Ef 1:3-7; 1 P 1:2-4; 1 Jn 1:7; Ap 1:5-6; Mt 26:27-28; Mr 14:24; Lc 22:20

23 Ap 14:6-7; 1 P 1:10-12; Ro 1:15-17; Ef 1:13-14; Ap 7:9-12

24 Lc 24:33-51; Hch 1:21-22; 10:39-43; Jn 20:19-31; 21:1-25; Mr 16:9-20; 1 P 5:1; 2 P 1:16-21; Hch 1:1-11; Jn 20:30-31

25 Ap 21:14; 21:19-20; 21:2; 22:14; He 13:12-15; 12:22-24; 11:13-16

26 Ro 1:1-7; 11:13; 1 Co 9:1-2; 2 Co 12:11-12; 1 Ti 2:5-7; 2 Ti 1:10-11

27 Hch 20:24; Gá 1:15-16; 1:11-12; 2 Co 12:1-10; Hch 22:12-16

28 Ro 1:13-17; Hch 28:30-31; 1 Co 15:1-11; Hch 17:18

29 Gá 2:1-10

30 1 Co 15:8-9

31 1 Co 3:10-11; Gá 1:6-12

32 1 P 2:6-8

33 Dt 7:9; Lm 5:19; Is 41:4; 9:6-7; He 13:8

34 1 Co 3:11-14; Mt 7:24-25; Ef 2:19-22

35 Mt 7:26-27; Sal 127:1

36 1 Jn 1:1-3

37 Gá 1:7

38 He 10:10; 10:14; 9:23-28

39 Ef 1:1-14; 2:1-10; Jn 6:28-29

40 He 9:28

41 Ap 21:2; Gá 4:26-28

42 Jn 14:6; Sal 119:151; 119:160; 119:86; Nm 23:19; 1 S 15:29; Jn 11:25-26; Ap 20:5-6

43 1 P 1:23-25; Jn 3:1-21; He 1:10-12; Mt 24:35; Is 40:8; He 7:23-25; Lm 5:19; Dn 6:26; He 13:8

44 Ap 21:14-15; Mt 19:28

45 2 Co 11:13-15; Ap 2:2

46 Gá 1:6-9

47 2 Co 11:15; Ro 2:8; 2 Ts 2:9-12; Ro 1:25

 

Copyright © 2004 - 2018  Iglesia de los Hijos del Señor Jesús Cristo