Iglesia de los Hijos del Señor Jesús Cristo

Contenidos
Jesús Cristo REGRESA
 
Estudios Bíblicos
 
Carta abierta de YAHWEH ELOHIM a todo el pueblo de Israel
 
Puntos Bíblicos
 
 
 

A su servicio

Quienes somos
 
Direcciones y Teléfonos
 
Contáctenos
 

Español      English

    Italiano      Português

Français      Deutsch

 
 

Estudio: 33

Los Cobardes no Heredarán la Vida Eterna

 

   Sabemos que a todos aquellos que Perseveremos en la Manada Pequeña hasta el FIN (Aprobados), no nos ha Dado Jesús Cristo espíritu de Cobardía, sino de Poder, de Amor y de Dominio Propio (1). Por lo tanto, no nos Avergonzamos de Anunciar con Gozo Inefable el Testimonio de las Bendiciones para Salvación Eterna de nuestro Señor y Salvador Jesús Cristo; ni tampoco tememos Hablar con Regocijo sobre nuestros Hermanos-as en la Fe que nos Precedieron en la Obra Santa, ya que Participamos como ellos de las Aflicciones por el Evangelio Genuino según el Todopoder del Dios Bendito y Verdadero, Quien nos Salvó por Su Gracia (2).

   Durante el Tránsito hacia el Total Perfeccionamiento del Pueblo Adquirido, el Espíritu Santo Desenmascara en la Congregación a los Ingresados que no son Ovejas del Dios Viviente y que en el momento Predeterminado por Jesús Cristo para cada uno de ellos, se Muestran como Realmente son: hijos-as del Maligno “Infiltrados” en la Congregación de los Benditos (3). Estos Adversarios se destacan por su Cobardía al Volverse Atrás del Santo Llamamiento; porque prefieren gozar abiertamente de los deleites pecaminosos de este siglo Malo, antes que seguir Simulando que Soportan y Vencen en Jesús Cristo las tribulaciones para Alcanzar al FIN el Bendito Siglo Venidero, Dichoso y Eterno (4).

 

Enseñanzas que nos Aportan los Errores del Apóstol Simón Pedro

   Nuestro Amado Hermano en la Fe, junto a Andrés su hermano de sangre, fue de los primeros Apóstoles Elegidos por Jesús Cristo para Seguirlo (5).

   Jesús Cristo Tomó a Simón Pedro para Mostrarnos, principalmente a través de él, cómo Debe y cómo no Debe obrar un Discípulo de nuestro Salvador Eterno.

   Simón Pedro Obró muy Bien en diversas ocasiones, pero nuestro Análisis se Centrará en algunas demostraciones de Cobardía, según Constan en las Sagradas Escrituras, de nuestro Amado Hermano en Jesús Cristo.

  • Simón Pedro se hundía en el mar (6).

  • Jesús Cristo Reprendió lo expresado por Simón Pedro (7).

  • Simón Pedro Negó tres veces a Jesús Cristo (8).

  • Simón Pedro fue Reprendido a través de Pablo (9).

   Pero nuestro Amado Hermano Simón Pedro se Arrepintió Sinceramente de sus Cobardías; y todo ello fue para que Percibamos más que Sin el Señor Nada somos; y que ninguno es Fuerte por su propia fuerza, sino por la Gracia del Todopoder de Jesús Cristo. Por eso, es una Ocupación Fundamental de las Ovejas la de Orar y Velar más cada día, para que nuestro Pastor Jesús Cristo nos Cuide por Su Camino hasta nuestra Salvación Eterna (10).

 

Cobardes sin Arrepentimiento

   Cuando el Querubín Grande y Protector Traicionó Al Eterno, se constituyó en el Adversario, Diablo, Satanás, etc.; de ese modo, espiritual y precursoramente se Suicidó Cobardemente; lo siguieron todos aquellos que no quisieron Recibir al Amor de la Verdad para ser Salvos, destacándose en el Antiguo Testamento Adán y Eva, Caín, Esaú (11).

   Una vez Iniciado el Nuevo Pacto Judas Iscariote, siendo uno de los Apóstoles de Jesús Cristo, Traicionó y Entregó a nuestro Bendito Salvador Eterno al dejarse vencer por la Codicia y así obtuvo el premio a su Maldad: se Suicidó Cobardemente luego de consumada su Traición (12).

   Desde el comienzo del Ministerio de Jesús Cristo muchos Entendieron la Verdad y la Vida, pero por Cobardía algunos prefirieron no Ingresar al Camino y otros Salieron de la Iglesia Genuina para seguir todos con sus Disoluciones (13), acompañando así a la mayoría pecadora gobernada por el Muerto (Satanás), todos los cuales heredarán la Muerte Segunda (14).

 

Nuestra Congregación Local

   La Inició el Espíritu Santo a mediados de febrero de 1991; desde entonces, varios de los Convertidos y Bautizados en el Nombre de Jesús Cristo gradualmente se Volvieron Atrás amando a este mundo pecaminoso y Rechazando la Gran Misericordia de nuestro Salvador Eterno. Todos los que Salieron de nosotros (15) previamente se fueron transformando en Abominables por ser practicantes de pecados (Fornicación, Obstinación, Detracción, Cobardía, Idolatría, Rebeldía Contumaz) que los constituyeron en Tibios, antes de que Jesús Cristo los Vomitara de Su Boca (16).

   Pero todas esas Experiencias, aparentemente Negativas para el Pueblo Santo, nos fueron Fortaleciendo porque Recibimos más Bendiciones de Jesús Cristo y Percibimos, cada día más, que Él Nunca nos Desamparará ni nos Abandonará (17) y Hace que todas las cosas nos Ayuden a Bien (18).

 

¿Qué les Espera a los Cobardes – Traidores de Nuestro Señor Jesús Cristo?

   Todo aquel que Traiciona a Jesús Cristo es Suicida y en él prepondera la Cobardía, ya que no soporta seguir Viviendo por y para Jesús Cristo. Es así que les aguarda una Horrenda Expectación de Juicio y de Castigo Eterno, mayor que el de los que no Gozaron de las Primicias de las Bondades del Siglo Venidero, Venturoso y Eterno (19), tal como ellos lo Hicieron mientras Permanecieron en el Camino de la Vida.

 

Finalidad de una Necesaria Meditación sobre el Tema

   Para que todos los Amados Hermanos-as en Jesús Cristo nos Apeguemos más cada día a nuestro Salvador Eterno, al practicar con mayor Convicción y Amor Su Santa Voluntad que implica nuestra Creciente Santificación, sin la Cual nadie Verá Eternamente a Jesús Cristo (20).

   Alentémonos a Amarnos más Entrañablemente unos a otros en la Congregación Santa, porque es Mandamiento de Jesús Cristo (21).

   Esperemos con Paciencia el Rescate de nuestros espíritus Aprobados (ya sea que nos Durmamos o que quedemos hasta el Regreso de Jesús Cristo), para que una vez Transformados Gocemos de la Vida Eterna en Nuevo Cielo y Tierra Nueva, donde Mora la Justicia Verdadera (22). Amén y Amén.

 

Sustento Bíblico

1- Lc 12:32; Mt 24:13; 2 Ti 2:15; 1:7

2- 2 Ti 1:8-10; Stg 5:10-11; Ef 2:1-10

3- Gá 2:4; 1 Co 11:19; 1 Jn 2:19-20; Jud 1:3-21

4- 2 Ti 3:4-5; He 11:24-26; 1 Co 10:13; Ef  4:1-3; 2 Ti 2:3-13; Ef 1:18-21; Ap 21:1-5

5- Mt 4:18-20; Mr 1:16-18; Lc 5:1-11; Jn 1:35-42

6- Mt 14:25-33

7- Mt 16:20-23

8- Mt 26:31-35; 26:69-75; Lc 22:55-62; Mr 14:66-72; Jn 18:25-27

9- Gá 2:11-16

10- Sal 62:9; Is 40:17; 41:24; 1 S 2:9; Is 40:29-31; Jn 15:1-6; 10:11-16; Ef 6:10-13; 1 P 5.6-9; 1 Jn 5:18; 1 Ts 5:5-11

11- Ez 28:11-19; 28:1-10; Gn 3:1-24; 4:1-16; 25:19-34; 27:30-45; He 12:16-17; 2 Ts 2:10-12

12- Mr 3:13-19; Jn 6:70-71; Mt 26:14-16; Jn 13:21-30; 18:1-9; Lc 22:47-48; Mt 27:1-10; Hch 1:15-20

13- Jn 9:18-23; 12:42-43; 6:59-69; 1 Ti 1:19-20; 2 Ti 4:14-18; 4:10

14- Mt 7:13-14; 1 Jn 5:19; Ap 21:8; 20:10-15

15- 1 Jn 2:19-20

16- 1 Jn 3:8-10; Ap 3:15-16

17- Sal 94:14; Dt 4:31; 31:6; Jos 1:5; He 13:5-6; Is 50:7-9

18- Ro 8:28-31

19- He 10:26-31; Is 1:4; 2 P 2:20-22; Sal 78:10-11; 129:4-5; 69:28; 73:27

20- 2 Co 7:1; He 12:14; Ro 6:22-23

21- 1 Jn 4:16-21; 1 P 1:22-23

22- Escudriñe en nuestro Sitio web el Estudio 22: Nosotros Esperamos Vivir Eternamente en los Nuevos Cielos y la Nueva Tierra y el 17: La Verdadera y Eterna Justicia

     

Copyright © 2004 - 2018  Iglesia de los Hijos del Señor Jesús Cristo