Iglesia de los Hijos del Señor Jesús Cristo

Contenidos
Jesús Cristo REGRESA
 
Estudios Bíblicos
 
Carta abierta de YAHWEH ELOHIM a todo el pueblo de Israel
 
Puntos Bíblicos
 
 
 

A su servicio

Quienes somos
 
Direcciones y Teléfonos
 
Contáctenos
 

Español      English

    Italiano      Português

Français      Deutsch

 
 

"Todo aquel que no Predica que Jesús Cristo Es El Eterno Manifestado como hombre (Hijo) y que no Invoca Su Nombre (Jesús Cristo) en el Bautismo, es un Obrero Fraudulento porque anuncia otro evangelio, para la Perdición Eterna de todos los que confían"

Estudio 10:                       

¿Estás Plenamente Convencido de que Predicas El Evangelio Genuino?

 

   Esta Meditación puede ser Útil para todo aquel cristiano que predica, cualquiera que sea la congregación a la que pertenezca, creyendo sinceramente que sirve al Señor Jesús Cristo y que ayuda a Edificar Su Iglesia. Pero, ¿es esto Realmente así?. Lo primero que se Debe Entender es que ninguna persona es “dueña” de La Palabra de Dios, sino que Él Da el Don del Espíritu Santo a quienes Él Quiere; esto es, a los Predestinados a Salvación antes que el mundo fuese (Ro 8:28-30; Ef 1:3-5; 1:11; 2:10), que se Convierten y Nacen de Nuevo a través del Bautismo en El Nombre de Jesús Cristo (Jn 3:1-8; Hch 2:36-41; 4:11-12) e Ingresan al Cuerpo de La Iglesia.

   En La Iglesia El Espíritu Santo Unge a algunos de entre sus Miembros para la Predicación, por ejemplo al Apóstol Pablo (Gá 1:11-24)

   Consideremos que Jesús Cristo, Siendo Dios, Es Espíritu y Santo (Jn 4:23-24; 2 Co 3:17; 5:14-17; 1 P 1:14-16); por lo cual en Espíritu Comenzó Su Obra en La Iglesia el Día de Pentecostés (Hch 2:1-39) y así Permanecerá con Sus Hijos, Perfeccionándonos hasta el DÍA DE JESÚS CRISTO; es decir, hasta el FIN del mundo (Fil 1:3-6; Ef 4:13-16; Mt 28:20).

   Su Palabra Afirma que ninguna Profecía de Las Sagradas Escrituras es de Interpretación privada  (2 P 1:20), porque El Espíritu Santo Inspiró a Sus Hijos para que Escribiesen (Ro 8:14-16; 1 Co 2:12); de modo que todas las Sagradas Escrituras Son Inspiradas por Él y nunca provinieron de la voluntad humana (2 Ti 3:16-17; 2 P 1:21; 1 Co 2:13). Pero no todos los cristianos predican el Evangelio Genuino, sino “otro evangelio” (Gá 1:6-9). Por lo tanto, todo el que predica sin ser Guiado por el Espíritu de Jesús Cristo no Percibe que las Cosas Espirituales han de Discernirse Espiritualmente (1 Co 2:14-16).

   Es imposible Conocer la voluntad de Dios Contenida en las Sagradas Escrituras si no se Ha Recibido el Poder del Espíritu Santo (Jn 16:7-15; Hch 1:4-8; 2:38; 4:12). Entonces, sin la Guía del Espíritu de Jesús Cristo (1 Co 2:16) se está predicando Erróneamente, por lo cual nunca habrá Salvación a partir de ese mensaje porque se Testifica de Dios algo que NO ES VERDAD y quien predica así se Constituye en Obrero Fraudulento (2 Co 11:13-15), ya que afirma cosas que redundarán en la Perdición de los oyentes (2 Ti 2:14-19; 4:3-4; Tit 1:13-16; Mt 23:13-15).

    Quien lee, hágase esta pregunta: ¿A quiénes Se Refiere el Señor Jesús Cristo en Mt 7:22-23?. ¿No se Refiere a todos aquellos que pretenden ser Obreros de Él, siéndolo en Realidad del Desafuero porque predican doctrinas de demonios en Lugar del Evangelio Genuino?. Relaciona Mt 7:22-23 con Gá 1:6-10; ¿Sabes que ANATEMA significa MALDITO?; El Señor, a través de Pablo, lo REPITE para que Sepamos que Su Sentencia ES FIRME.

   Después de que hayas Escudriñado y Meditado estas Cosas, REVISA si Predicas el Evangelio Genuino de Jesús Cristo, porque quien con Él no Recoge Desparrama (Mt 12:30; Mr 9:40; Lc 11:23) y el que Desparrama es ANTICRISTO (1 Jn 2:18-20; 4:1-6; 2 Jn 1:7; Mt 24:1-5; 24:23-25; Lc 21:5-8; Mr 13:1-6) y MERECEDOR DEL FUEGO ETERNO, porque predica Mentira (Ap 21:8; Lc 13:23-28; Mt 22:11-14; 25:24-30; 25:41-46). La Mentira que predica No Declara, Principalmente, que Jesús Cristo Es El Eterno Manifestado en carne (Llamado Hijo, Lc 1:35) ni que sólo hay Salvación si se Invoca Su Nombre, Jesús Cristo, en el Bautismo (Hch 2:38; 4:12).

   No participes del CASTIGO; antes ARREPIÉNTETE y Endereza tus pasos al Camino de Jesús Cristo y Él Será Amplio para PERDONARTE (1 Jn 1:7-10; 2:4-6). Amén.

 

Copyright © 2004 - 2018  Iglesia de los Hijos del Señor Jesús Cristo