Iglesia de los Hijos del Señor Jesús Cristo

Contenidos
Jesús Cristo REGRESA
 
Estudios Bíblicos
 
Carta abierta de YAHWEH ELOHIM a todo el pueblo de Israel
 
Puntos Bíblicos
 
 
 

A su servicio

Quienes somos
 
Direcciones y Teléfonos
 
Contáctenos
 

Español      English

    Italiano      Português

Français      Deutsch

 
 

Estudio: 27           

La Segunda y Última Venida del Señor Jesús Cristo - (Tercera Parte):     

 

Continuación de: ¿Cómo se originó la Apostasía y cuándo comenzó a evidenciarse el Misterio de la Iniquidad?

 

   Satanás Contaminó el Santuario y Falseó La Ley a través de todos esos Falsos profetas – Prevaricadores, Livianos, Desvergonzados – y de sus sacerdotes idólatras, que se Apartaron del Eterno, que no Lo Buscaron ni Le Consultaron, porque todos ellos Aborrecieron La Palabra del Eterno; con todo, se consideraban Sabios diciendo: “La Ley del Eterno está con nosotros”; pero La Ley del Eterno fue cambiada en Mentira por la pluma Mentirosa de los escribas. Porque de los Falsos profetas de Jerusalén salió la Hipocresía (Apostasía) sobre toda la tierra (55). Todos éstos, Rebeldes, jamás Admitieron Corrección ni se Avergonzaron por hacer Abominación (56), ya que codiciando Injustas ganancias edificaron a Jerusalén con Sangre y la fundaron con Iniquidad, Abominando el Juicio y Pervirtiendo Todo el Derecho (57). A estos HIPÓCRITAS-ADÚLTEROS, Serpientes, generación de Víboras (58), Prioritariamente Demandará El Señor Toda la Sangre Justa derramada, desde la de Abel hasta la de Zacarías, hijo de Berequías, como así también la SANGRE PRECIOSA de Jesús Cristo y de todos Sus otros Hijos - Profetas, Sabios, Escribas – que Envió y Enviará El Señor a Testimoniar La Vida Eterna en Su Nombre (59). Por causa de esta MALA generación, Jesús Cristo Se Lamenta sobre Jerusalén: “¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los Profetas, y apedreas a los que te Son Enviados!”… “Porque os Digo que desde ahora NO ME VERÉIS, hasta que Digáis: BENDITO EL QUE VIENE EN EL NOMBRE DEL SEÑOR”. Estos siempre Rechazaron la Bendición; por lo cual, El Señor Se Apartó de ellos Dejando su “casa Desierta” ya que recibieron espiritualmente al que viene en su propio nombre Blasfemo, quien pronto se manifestará a toda la humanidad como si fuese Dios (60).

   A raíz de la gran Hipocresía-Apostasía de Jerusalén terrenal, El Eterno la Califica como Ramera Desvergonzada, ADÚLTERA, que en lugar de su MARIDO recibe a ajenos (61) y aun a las MALVADAS enseñó sus caminos (62).

   De lo precedente se Entiende que en sentido espiritual, El Eterno Asemeja Jerusalén Terrenal a Babilonia la grande, la madre de las Rameras y de las Abominaciones de la tierra (63). Porque siendo en aquel entonces Israel el ÚNICO pueblo sobre la tierra Perteneciente al Dios Viviente – YO SOY- y Beneficiario de Sus Grandes Misericordias (64), se Prostituyó con las Abominables idolatrías de las naciones. Su Hipocresía-Apostasía (65) originó la BABEL o BABILONIA o SINAR espiritual (66); cuyo dios “protector” es BEL -Satanás- y del mismo deriva el término BAAL o “Señor(67). Babel significa CONFUSIÓN (68) y la Confusión es la BASE DEL ENGAÑO (69).

 

La Gran Apostasía

   Satanás utilizando el Engaño, a través de sus ministros o de la RAMERA MADRE, generó las RAMERAS hijas. Entendiéndose como tales a las denominadas religiones “cristianas”; todas ellas sectas o divisiones, siendo la más antigua y grande el “Catolicismo”, que fue originado por los que se Apartaron desde el principio de la religión PURA Y SIN MÁCULA (70), o sea de la Verdadera Iglesia o Camino Único y Angosto o Pueblo Santo Adquirido por Dios – Jesús Cristo- con Su PROPIA SANGRE EXPIATORIA (71) y Adoptados HIJOS por Su Santo Espíritu, ÚNICAMENTE a través del Bautismo en Su NOMBRE (72).

   Este proceso de gran APOSTASÍA fue Predicho por El Señor Jesús Cristo (73) y comenzó a manifestarse ya en los primeros tiempos de la Verdadera Iglesia, Fundada por El Señor en Pentecostés (74), cuyos integrantes en su totalidad eran Israelitas; aunque prontamente también Incorporó El Señor a Hermanos de origen Gentil (75).

   El Espíritu del Eterno Jesús Cristo, a través de Sus Hijos Genuinos, DENUNCIA Y CONDENA a todos esos HEREJES, “lobos RAPACES”, habladores de VANIDADES, ENGAÑADORES CONTUMACES, provenientes mayormente de la circuncisión (76), cuyo OBJETIVO –desde un principio – es PERVERTIR El Evangelio Eterno de Salvación. En aquel entonces, compelían a los Hermanos de origen Gentil a circuncidarse; es decir a que judaizaran, por lo que Caían de La Gracia con La Cual Jesús Cristo los Había Hecho LIBRES y nuevamente estaban sujetos al yugo de ESCLAVITUD, OBLIGADOS a guardar toda la Ley para ser Justificados. Éstos con su HIPOCRESÍA contaminaron aun a Pedro, a quien El Señor Jesús Cristo a través de Pablo REPRENDIÓ DELANTE DE TODOS (77). Pero Nosotros SABEMOS que el hombre NO ES JUSTIFICADO por las obras de la Ley, sino por LA FE DE JESÚS CRISTO; porque por las obras de la Ley NADIE SERÁ JUSTIFICADO (78).

 

Referencias Bíblicas:

55- Sof 1:4-6; 3:1-4; Jer 6:10; 6:19; 8:8-11; 23:13-15

56- Jer 8:12-13; Sof 3:5-7

57- Mi 3:1-12; Hab 2:1-12

58- Dt 32:15-35; Sal 58:1-5; 140:1-13; Is 27:1; Mt 3:7; 12:34; 23:32-33

59- Mt 27:17-25; 23:1-38; Is 1:15-20; 26:21; 59:1-8; Jer 2:33-37; 7:5-11; 22:3; 19:4-5; 22:17; 26:15; Lm 4:13-14; Ez 7:23; 9:9; 16:36-38; 22:1-31; 23:36-45; Jn 16:1-3; Hch 7:51-60; 12:1-2

       22:14-22; 20:24; 19:1-6; 26:15-18; 23:11; Ap 11:3-13

60- Mt 23:37-39; Lc 13:34-35; Mt 24:15; Mr 13:14; Jn 5:41-44; 2 Ts 2:3-4

61- Ez 16:1-41; 23:1-35

62- Is 1:21-31; Jer 2:20-37; 3:1-25; 5:1-31; 23:21-22; 6:10-19; 13:23-27; Os 9:1; 5:1-6; 4:12-19; Mi 1:2-7

63- Ap 17:5

64- Sal 78:1-72; 106:1-48

65- Jer 23:13-15

66- Gn 10:10; 11:2; Zac 5:1-11

67- Is 46:1-7; Jer 51:44; 51:13-26; 51:58; 50:2; 50:31-32; 50:43-44

68- Gn 10:8-10; 11:1-9; Is 13:19-22; 14:4-27

69- Is 9:13-16; 14:4-5

70- Escudriñe en Nuestro Sitio: “La Religión Pura y Sin Mácula

71- 1 P 2:9; Mt 7:14; Jn 14:6; Hch 20:28; 1 P 1:2; He 9:11-14; Ro 5:8-11; Ef 1:3-7; Col 1.13-14; 1:17-20; 1 Jn 1:5-7; Ap 5:8-10

72- Ro 8:15-16; 8:10-14; Jn 14:16-18; 14:23; 14:26; Mt 28:20; Hch 2:38-39; 10:44-45; Gá 3:25-29; 1 Jn 3:24. Escudriñe en nuestro Sitio: “El Bautismo en Nuestro Glorioso Señor Jesús Cristo

73- Mt 24:4-5; 24:11-12; 24:23-25; Mr 13:5-6; 13:20-23; Mt 7:15-23; Lc 6:43-44

74- Hch 20:29-31; 1 Jn 2:18-20; 4:1-6; 2 Jn 1:4-11; 3 Jn 1:9-11; Jud 1:11-19; Ef 4:14-15

75- Hch 2:1-42; 10:1-48; Ef 4:5; Gá 3:28

76- 2 P 1:20-21; 1 P 1:12; 2 P 2:1-3; Mt 16:5-12; 1 Ti 1:3-11; 1:18-20; 4:1-16; 2 Ti 2.16-18; 3:1-9; 4:1-4; Tit 1:7-11; 3:4-11

77- Gá 1:6-10; 2:1-10; 5:1-14; 6:11-16; 3:1-29. Escudriñe en Nuestro Sitio: “El Apóstol Pablo ¿realmente circuncidó a Timoteo?

78- Gá 2:11-21

  

Copyright © 2004 - 2018  Iglesia de los Hijos del Señor Jesús Cristo